Carrusel de mentiras adelgazantes1 comentario

Escrito por admin
Archivado el 01 Jul 2010 a las 8:19pm

La avalancha de productos, dietas y planes de adelgazamiento a los que se ven sometidos los consumidores con la llegada sobre todo del buen tiempo y que prometen grandes resultados en unas pocas semanas son simple y llanamente: ¡mentiras en el mejor de los casos!

En la mayoría de ocasiones son remedios poco eficaces y terminan decepcionando al consumidor al poco tiempo. Incluso, en algunos casos, ciertos sistemas de adelgazamiento podrían llegar a ser peligrosos para la salud y, todo ello, sin perder de vista el desembolso económico que supone.

Dietas tan conocidas como la disociada de Montignac o la de la alcachofa son muy hipocalóricas y desequilibradas y por lo tanto no recomendables. La dieta Atkins es desequilibrada y peligrosa; la de los potitos, sin sentido y sin base científica; la conocida como Hollywood, hipocalórica, desequilibrada y peligrosa para la salud; la de la Clínica Mayo, es desequilibrada, puede causar problemas renales y colesterol alto…

Respecto a los productos que se venden para adelgazar, aunque todos dicen ayudar a perder peso, la mayoría no ha demostrado su eficacia de manera científica.

Para aquellas personas que deseen adelgazar, sabed que lo más importante es estar motivado, aconsejándose acudir a un profesional para recibir orientación e información y fijarse unos objetivos alcanzables y realistas.

Es importante recordar la necesidad de hacer cinco comidas al día para repartir mejor la ingesta calórica ya que de esta manera se evitan periodos largos de ayuno y se llega a la hora de la siguiente comida con menos hambre y ansiedad. A su vez, resulta indispensable la necesidad de introducir cambios en nuestro estilo de vida para aumentar el gasto energético como utilizar las escaleras en lugar del ascensor o caminar, y máxima precaución con los medicamentos para adelgazar ya que estos sólo deben ser prescritos cuando la combinación dieta y ejercicio no funciona por sí sola.

Mitos y mentiras sobre la alimentación y el peso
No es verdad que…

-Los hidratos de carbono engorden más que las proteínas, ya que ambos nos proporcionan el mismo número de calorías;

-el agua engorde y no se pueda tomar en las comidas. (El agua es la única sustancia imprescindible para nuestro organismo que no tiene ni una sola caloría y por tanto no nos engordará nunca, ni antes ni después de las comidas, ni entre horas);

-las vitaminas abran el apetito y engorden ya que no tienen calorías;

-la piña y el pomelo adelgacen porque queman grasa ya que ambos tienen un enzima o sustancia, la bromelina en el caso de la piña natural, que ayuda a digerir mejor las proteínas pero que no actúa en absoluto sobre las grasas;

-el plátano y el aguacate engorden. Es cierto que son bastante calóricos, 83 y 136 calorías cada 100 gramos respectivamente, pero si se toman en la cantidad adecuada nos proporcionarán un determinado número de calorías lo mismo que cualquier otro fruto o alimento. (Sin ir más lejos, una manzana contiene el doble de grasas que un plátano. La confusión surge por la cremosidad y suavidad del plátano, pero no sucumbas al engaño);

-la fruta al final de la comida engorde. Ningún estudio científico lo demuestra. La fruta engordará según las calorías que tenga, como cualquier otro alimento;

-sustituir las comidas principales por zumos ayuden a adelgazar. Los jugos no sacian el hambre ni tienen todos los nutrientes que necesita el organismo. Y en cuanto a calorías, el contenido calórico de los jugos no es nada despreciable. Por ejemplo, un vaso de zumo de naranja (300 ml) tiene 150 calorías. Es más aconsejable comerse las frutas enteras porque así sacian más, tienen más fibra y consumes menos calorías que si tomáramos únicamente el jugo de varias frutas;

-saltarse una comida adelgace. Así tan solo se consigue llegar hambriento a la comida siguiente. Además, con la digestión también se gasta un cierto número de calorías;

-para adelgazar no hay que mezclar los alimentos. (A ciertas personas este tipo de dieta les puede funcionar simplemente porque globalmente comen menos);

-la miel engorde más que el azúcar. Esta última engorda más en la misma proporción porque tiene más calorías, 373 por 100 gramos y la miel menos de 295. Tampoco es verdad que el azúcar moreno sea mejor. El color no determina las calorías. Incluso este azúcar puede engordar más que el blanco. La diferencia está en el sabor: el azúcar moreno endulza menos);

-lo que se coma antes de las 8 de la mañana engorda menos que si se come después o lo que se come después de las 8 de la tarde engorda más que si se ingiere antes. Sin más: todo esto ¡es una inmensa idiotez!;

-el aceite crudo engorde menos que el frito ya que su cantidad de calorías, 90 por 100 gramos, es invariable en ambos supuestos. Tampoco es cierto que su valor calórico dependa de su acidez porque todos se comportan de la misma manera en cuanto a calorías se refiere. La acidez del aceite depende únicamente del mayor o menor número de ácidos grasos libres. Y tampoco es verdad que unos aceites engorden más que otros puesto que todos tienen las mismas calorías sean de girasol, maíz, nuez…;

-la cerveza sin alcohol no tenga calorías. Lo que no tiene es alcohol, pero tiene otras sustancias alimenticias y unas 13 calorías por cada 100 gramos. (La normal tiene, además, las calorías añadidas del alcohol, un total de 32 por cada 100 gramos, casi el triple);

-la tónica o el bittter sean refrescos con pocas calorías. Contienen las mismas calorías que otros refrescos, un 10 ó 15 por ciento de hidratos que suelen ser de glucosa o fructosa aunque sepan amargo que es debido a la quinina. (Cada botella de 200 ml tiene entre 80 y 150 calorías);

-todos los productos light sean bajísimos en calorías. Tienen un 30 por ciento menos de energía que sus homónimos completos pero siguen teniendo sus calorías: mayonesas, margarinas, quesos…;

-comer mucho y luego tomar un té amargo ayude a no engordar. Y es que no existe una poción mágica para quemar calorías. (Un té caliente después de la comida puede ayudar a la digestión y poco más);

-fumando se adelgace. Quizá se pierda un poco de peso pero no compensa el inmenso daño a nuestra salud y envejeceremos mucho más rápido;

-adelgazar comiendo lo que se quiera sea posible. (Si fuera cierto no habría gordos en el mundo ni existiría nuestra web).

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

1 comentario

  1. Dulce dijo el 17 Enero, 2011 a las 6:40

    Estoy totalmente de acuerdo con este post. Muchas veces nos cuentan tantos mitos sobre la perdida de peso que no sabes y al final terminamos más erredadas que antes y lo peor son las mentiras que dicen como que comer poco ayuda a bajar de peso, además es muy peligroso. Qué bueno que existan páginas como esta que nos aclaran más este tipo de temas que nos interesan mucho a todos.

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR