Constancia y ejercicio0 comentarios

Escrito por admin
Archivado el 24 May 2011 a las 2:17pm

Una persona que nunca ha hecho deporte de forma sistemática y quiere perder esos kilos de más acumulados durante unas vacaciones, por ejemplo, debería comenzar su actividad en un gimnasio de forma muy suave y no exceder de un cuarto de hora la primera vez, mantener cierta constancia y acudir al gimnasio entre tres o cuatro veces semanales, aumentando cada día dos o tres minutos el tiempo de ejercicio. El principal error que se suele cometer es intentar hacer en dos días lo que no se ha hecho en mucho tiempo, en años, e incluso nunca. Se suele empezar con muchas ganas, practicando de forma intensa o a un nivel no apropiado, pero un leve trauma, lesión muscular o simplemente agujetas, son suficiente motivo para abandonar.

Conviene no olvidar que el ejercicio físico es mucho más efectivo cuando se practica poco tiempo al día y muchas veces a la semana, que mucho rato una vez a la semana. No obstante, suele pasar que como en un mes no se consiguen los objetivos, se abandona.

En la práctica deportiva hay que seguir un patrón bien definido: empezar con un calentamiento de cinco a diez minutos, después proseguir con la sesión principal, dependiendo del tiempo del que se disponga, terminando con unos estiramientos de mínimo otros diez minutos. A las dos semanas se podría optar por una clase colectiva de mínima intensidad o un circuito en máquinas de tonificación, aunque también es importante dar al cuerpo un descanso de dos días seguidos, por ejemplo, el fin de semana.

Cuando no se busca una importante pérdida de peso, sino bajar algunos kilos que se tienen de sobra, lo ideal es consumir todos los grupos de alimentos. Obligatorios para la dieta son los cereales integrales y legumbres, ricos en carbohidratos complejos; las grasas y aceites vegetales, sobre todo el aceite de oliva virgen extra; los pescados y las carnes blancas (aves). Asimismo, se aconseja limitar el consumo de carne roja por la carga en grasa saturada que contiene; azúcar, cereales y harinas refinados; alcohol, grasas saturadas y aceites hidrogenados. Las técnicas culinarias por excelencia son los cocidos, al vapor, horno. Se deben evitar los fritos, los rebozados y los empanados.

Un truco para recuperar la energía y alejar la sensación de hambre, cuando se termine de hacer el ejercicio, es tomar algunos alimentos que contienen hidratos de carbono, pero de lenta asimilación. Este tipo de hidratos de carbono se encuentran en la leche, el yogur y algunas frutas, como la manzana, el pomelo y el melocotón. En cambio, si en vez de estos comestibles tomamos otros que contienen hidratos de carbono de rápida e intermedia asimilación (unas barritas de cereales, un bocadillo o una naranja, por ejemplo), pararemos en este momento la quema de grasa que hemos impulsado en el cuerpo durante el ejercicio.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR