Cuando adelgazar se convierte en una obsesión mundial1 comentario

Escrito por admin
Archivado el 25 Feb 2010 a las 3:55pm

El ideal de belleza que de continuo nos vende la televisión o las revistas de moda, poco tiene que ver con el prototipo real de las personas en general.

Modelos despampanantes de estilizados cuerpos aparecen a diario en los medios unido a otras variables exitosas como fama, trabajo, pareja… lo que tiende a confundirnos por completo. Es cierto que el culto al cuerpo puede ser algo muy beneficioso para la salud física del individuo y para su bienestar psíquico, pero como en todo debe hacerse en su justa medida.

Todos conocemos a algún amigo o familiares que dedican gran parte de sus vidas a seguir las directrices de alguna dieta milagrosa y al consumo desmesurado de productos light. Este hábito regular por las dietas extrañas y de dudoso éxito no hace más que conducir al organismo de su seguidor/a a una descompensación, produciendo otro tipo de problemas añadidos que es probable antes no existieran: colesterol, problemas de estómago, estreñimiento… Otros optan por desmesurados esfuerzos en el gimnasio o por otro tipo de estrategias nada recomendables con tal de perder algún kilo por el camino.

Si partiésemos de la idea de que el arquetipo de belleza que nos venden es muy difícil de alcanzar, nos daríamos cuenta de que nos encontramos ante una búsqueda de lo imposible, ante una fantasía, y evitaríamos las decepciones que ello conlleva.

Los brasileños son los ciudadanos del mundo más preocupados por perder peso y estar delgados. En concreto, el 83% de los ciudadanos de este país aseguran sentirse presionados para estar delgados. Después de Brasil, encabezan la lista India, con un 68%; Estados Unidos, con un 62%; y Francia, con un 55%.

La mayoría de estos ciudadanos ha intentado perder peso alguna vez; siendo las mujeres las más obsesionadas con estar delgadas.

Los rusos optan por fumar como medida para perder peso (en concreto, el 23% de las mujeres y el 18% de los hombres, así lo afirman); mientras que los mexicanos optan al menos por una forma más saludable de hacerlo, mediante dietas y ejercicio físico.

Francia señala la comida rápida, procedente de los Estados Unidos, como principal culpable de los problemas de peso actuales, y los americanos se muestran de acuerdo con esta apreciación.

Otro dato curioso registrado en los Estados Unidos señala que el 51% de las mujeres casadas desearían que sus maridos fuesen más delgados, frente al 47% de los hombres que no se muestran conformes con el peso de sus mujeres.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), actualmente en el mundo muere más gente por sobrepeso u obesidad que por falta de peso. La misma organización dice que el 50% de la población mundial padece sobrepeso u obesidad, y que, anualmente, 2,5 millones de muertes están vinculadas a estos condicionantes. Sin olvidarnos de los trastornos psicológicos que puede llegar a producir una obsesión por adelgazar. Lo que comienza por un par de kilos puede terminar por ser un auténtico trastorno y pasar a vivir por y para nuestra dieta y delgadez. Afortunadamente, el cada vez mayor conocimiento que existe en la sociedad moderna sobre trastornos como la anorexia o la bulimia hace que se eviten más casos de los que pudieran llegar a aparecer, aunque la población más vulnerable a estos problemas continúa siendo la adolescente, en concreto la femenina. Niñas que desde hace tiempo vienen dando señales de que están a disgusto con su cuerpo.

Para acabar conviene que todos recordemos que si nuestra necesidad es adelgazar, hagámoslo, pero mentalizándonos de que el peso ideal es el necesario, ni un gramo más pero tampoco menos, siendo conscientes de que estar más delgado o delgada no implica al cien por cien estar mejor.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

1 comentario

  1. Silvia dijo el 25 Febrero, 2010 a las 22:34

    Es cierto, nos estamos volviendo todos un poco locos con este tema. Ya nadie recuerda aquello de que verdaderamente la belleza está en el interior. Qué más da si tenemos unos cuantos kilos de más si eso no nos afecta médicamente. Pero no, hay que pugnar contra la salud por ser unos auténticos fídeos. Qué pena.

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR