Donna tiene un sueño: convertirse en la mujer más gorda del mundo0 comentarios

Escrito por admin
Archivado el 06 Abr 2010 a las 1:30pm

Donna Simpson, a sus 42 años y de Nueva Jersey (Estados Unidos), quiere llegar a pesar más de 450 kg en dos años. Ella insiste en que su ritmo de vida es saludable aunque actualmente necesita un escúter (motocicleta pequeña) para poder hacer la compra.

Donna confiesa que su comida favorita es el sushi, “puedo sentarme y comer setenta grandes piezas de sushi de una sola vez”; pero también “me encanta hacer tortas y cosas dulces, buñuelos son mis favoritos”, manifiesta abiertamente.

Usa vestidos XXXXXXXL, come comida basura en grandes cantidades y trata de moverse lo menos posible.

Para lograr su objetivo, Donna necesitará comer hasta 12.000 calorías diarias (cuando una mujer debería consumir una media de 2.000).

La señora Simpson ya ostenta el récord mundial Guinness como la madre más gorda del mundo, cuando dio a luz en el año 2007 con un peso de 240 kilos. Necesitó un equipo compuesto por treinta médicos para traer al mundo a su hija Jacqueline durante un parto que se llevó a cabo por cesárea y que fue catalogado de alto riesgo.

Sin embargo, a pesar de que sólo puede andar unos pasos antes de tener que sentarse, ella quiere ser aún más grande.

Para financiar las enormes cantidades de dinero que se gasta en comida, unos 750 dólares por semana, un sitio web le paga por dejarse ver por los usuarios mientras ella come.

Ya desde que era una niña Donna tenía problemas de sobrepeso. “La comida era la manera de mi madre de demostrar que nos amaba, ella quería comer, y ella era muy protectora con nosotros”, declara. “Discutía con los médicos que decían que era peligroso para nuestra salud”, añade.

Su esposo Philippe, de 49 años, le anima a comer más. Conoció a ésta en un sitio de citas para personas de gran tamaño y es un confeso admirador de la grasa, aunque él no está obeso. “Creo que le gustaría que yo fuera más grande”, afirma Donna. “Es un hombre muy bueno, y completamente me apoya“.

Cuando su madre murió, su madrastra la puso a dieta pero ella se sentía infeliz. De hecho, la misma Donna entre los catorce y dieciocho años tomó pastillas para adelgazar. “Hacer dieta me hizo triste porque estaba pensando en comida todo el tiempo”. “Me encanta comer y me encanta ver a la gente comer”.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR