La dieta de la Zona0 comentarios

Escrito por admin
Archivado el 07 Abr 2011 a las 10:57pm

Cada vez son más las celebridades estadounidenses que se están apuntando a una dieta de las que se denominan milagro. Madonna, Cindy Crawford y hasta Brad Pitt son solamente algunos de los muchos famosos que han empleado este método llamado ‘La Zona’. Un ejemplo más claro de ello sería el de la actriz Jennifer Aniston, que dicen llegó a perder hasta diez kilos con esta dieta. Los seguidores más acérrimos de este régimen afirman que además de rebajar el peso, este método evita el proceso de envejecimiento y da energía, gracias a los hidratos de carbono. ¡Y sin pasar hambre!, sostienen. En este sentido, aseguran que la medida ideal es “el 40-30-30″ y es que esta dieta consiste en hallar la proporción justa entre carbohidratos, proteínas y las grasas. Con estos números se queman mejor los excesos del cuerpo.

En el 40 por ciento de carbohidratos está permitido el consumo de frutas, legumbres, pan integral y pastas integrales. Pero están prohibidos los azúcares, miel, pan blanco, patatas, pastas blancas y harinas refinadas. Por su parte, en el 30 por ciento de proteínas tienen cabida los vegetales (tofu, gluten, levadura de cerveza, soja, garbanzo y la lenteja) y animales (pollo, pavo, ternera blanca, pescado azul, jamón sin grasa, leche o yogur descremado). Sin embargo, no está permitido el consumo de carnes rojas, pescados que no sean azules, la leche entera y los quesos. Y en el 30 por ciento de grasas se puede tomar aceite de oliva, aceitunas y la mayonesa light. Se prohíbe la manteca, margarina, las frituras y los productos congelados.

En esta dieta se hacen otra serie de recomendaciones. Por un lado, se dice que se hagan cinco comidas al día. Dos de ellas ligeras, una a media mañana y otra antes de acostarse, se consideran meriendas. También se avisa que entre una comida y otra no debe pasar más de cinco horas. De lo contrario se dispara la insulina y se alteran los niveles de azúcar en la sangre. Por otro lado se debe beber por encima de los dos litros de agua diarios y hay que practicar ejercicio físico de manera regular. Pero desmenucemos un poquito más los pormenores de esta famosa dieta:

Lo primero que hay que decir es que más que ayudarnos a adelgazar lo que este régimen va a conseguir es ayudarnos a mantenernos en forma, aumentar nuestra energía y llevar una alimentación sana.

La dieta de la Zona la creó el Dr. Barry Sears hace más de tres lustros para tratar cardiopatías y diabetes. Pero gracias a sus beneficios pronto la siguieron todo tipo de famosos.

¿En qué consiste?
El principal punto de esta dieta consiste en equilibrar los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Así, al ingerir más carbohidratos que proteínas, el cuerpo usa la grasa que tenemos de sobra para transformarla en energía diaria.

Cada uno debe controlar las cantidades que ingiere ya que las cantidades de alimentos se basan en el peso, el porcentaje de grasa corporal y la actividad física de cada uno.

Principales beneficios
(hay que ser constante y muy disciplinado)
-Mejora la salud y aumenta nuestra energía y nuestra vitalidad.
-Controla las funciones hormonales del organismo y mantiene la insulina en sus niveles óptimos.
-Reduce los síntomas del envejecimiento.
-Ayuda a disminuir los síntomas de algunas patologías como hipertensión, diabetes, cáncer, menopausia…
-Adelgazas con sensación de saciedad.

He aquí algunas propuestas de menú para seguir esta dieta:

Desayuno: Tostadas de pan integral con jamón dulce o serrano (sin la grasa) o pavo, y café solo poco cargado. Dos yogures desnatados o kefir, con muesli (no azucarado) y café o té rojo. | Otro ejemplo posible sería: un zumo de pomelo, media manzana, dos claras de huevo fritas en una cucharadita de aceite de maíz, una rebanada de jamón de pavo, y 50 gramos de queso panela.

Media mañana/tarde: Una pieza de fruta (manzana, pera) y cinco almendras o avellanas. Un postre de soja y frutos secos. Se puede sustituir el refrigerio por una barrita de las de régimen, siempre que lleve una proporción de proteína entre el 50-100% de los hidratos de carbono. | Otra posibilidad, para la mañana: media pera, un cuarto de taza de queso cottage, y una nuez; y para la tarde: tres galletas saladas, 50 gramos de queso panela, y dos aceitunas.

Comida/cena: Una proteína (pechuga pollo 120 gramos, pechuga pavo 120 gramos, hamburguesa pollo-pavo, atún 140 gramos, salmón 180 gramos, merluza 180 gramos). Más un hidrato de carbono: col, coliflor, brécol, judías verdes, tomate, lechuga y cualquier fruta. Grasa: doce aceitunas o cuatro cucharas pequeñas mayonesa light o una cucharada y media de aceite de oliva. | O también: para la comida, 90 gramos de carne, pollo o pescado, media taza de arroz, dos tazas de verdura cruda, una cucharadita de aceite, y un kiwi; y para la cena: 90 gramos de atún, dos tazas con lechuga y un tomate, media rebanada de pan integral, y media cucharadita de mayonesa light.

IMPORTANTE: Como vemos, en todos los casos las cantidades de alimentos son muy pequeñas, pues solamente permite consumir alrededor de las 1.100 calorías, que para muchos nutricionistas es una cantidad baja. No obstante, sus seguidores aseguran que es fácil saciarse, por lo que resulta sencilla de llevarse a cabo y cumple los requerimientos nutricionales, pero hay que cuidar que las proteínas sean lo más saludables posible, para no sobrecargar los riñones. Es una dieta pensada a medio y a largo plazo. Por lo tanto, no esperemos bajar de peso en tiempo récord. A corto plazo promueve una reducción del peso corporal y a medio plazo se convierte en un estilo de alimentación saludable. No tiene tiempo límite. Se trata más bien de un plan personalizado según nuestras necesidades. Exige un buen funcionamiento renal y mucha ingesta de líquidos (2 a 3 litros). La falta de memoria, pérdida de masa muscular, bajo nivel de energía y de estado de ánimo y a menudo altas tasas de colesterol suelen ser señales de que nos estamos alejando de la Zona. Pero antes de plantearse seguir esta dieta deberíamos consultar con nuestro médico de confianza. En líneas generales, los niños, las embarazadas y las personas en tratamiento médico continuado deberán abstenerse de llevar a cabo este tipo de regímenes. En concreto ésta precisa de atención médica para su realización pues, como se puede observar, no es una dieta cuya ejecución pueda hacerse de manera casera y sin tener en cuenta una serie de parámetros auxiliares para su buen funcionamiento y evitar de este modo caer en desórdenes y trastornos alimentarios.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR