La grasa abdominal nos acerca a la vejez0 comentarios

Escrito por admin
Archivado el 05 Abr 2011 a las 1:04pm

Las personas con obesidad visceral o elevada acumulación de grasa abdominal presentan las alteraciones hormonales características de un envejecimiento prematuro junto con alteraciones del estado de ánimo. La grasa visceral aumenta la producción de la hormona del estrés, el cortisol, y reduce los niveles de endorfinas, que son las hormonas que facilitan la sensación de felicidad y bienestar. La grasa visceral elevada, que se acumula en el interior del abdomen alrededor de los órganos vitales, contiene un alto riesgo para la salud que se expresa en enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Un estilo de vida sedentario seguido por estrés, tabaco, grandes dosis de café y alcohol, además de una alimentación inadecuada, hace, entre otras cosas, que se acumule en el interior del abdomen, alrededor de los órganos vitales, una especie de grasa que no siempre está a la vista.

En el 82 por ciento de los hombres, la principal grasa corporal es la visceral. Respecto las mujeres, este porcentaje asciende a un 34 por ciento, con una prevalencia de las que están en la edad de la menopausia, donde se observa esta migración de la grasa hacia el abdomen.

La grasa visceral se puede acumular rápidamente y es más difícil de perder que la subcutánea, ya que rodea los órganos internos y sirve como reserva de energía. No obstante, es posible eliminarla, consiguiendo una pérdida de medio kilo por semana, si se hace una dieta apropiada y se combina con ejercicios adecuados.

Muchos hombres se equivocan en pensar que haciendo abdominales reducirán la grasa acumulada en la zona de la barriga, más bien sería un ejercicio contraproducente y hasta peligroso en casos extremos. Hay que hacer un ejercicio mixto, aeróbico y anaeróbico moderado. Al subir cuestas, nadar o hacer un footing ligero al menos media hora en la mayoría de los días de la semana, potenciamos la creación de masa muscular y facilitamos la quema de grasa visceral.

Existen además estudios que reflejan que la pérdida de grasa en la zona abdominal después de participar durante dieciséis semanas en un programa de pérdida de peso basado en una dieta con una restricción calórica de 500 kilocalorías diarias es distinta a cuando la dieta hipocalórica se combina con un programa de entrenamiento de fuerza. En este último caso, la pérdida de grasa se detecta en la región superior del abdomen, mientras que cuando se realiza solamente una dieta hipocalórica, la pérdida de grasa se registra en la parte inferior del abdomen.

El ejercicio físico combinado con una dieta hipocalórica puede tener un efecto de disminución de la grasa abdominal más asociada con los factores de riesgo cardiovascular, en comparación a cuando se realiza de manera exclusiva un régimen alimenticio. Estos resultados pueden ser de gran importancia para el manejo de los factores de riesgo cardiovascular o de las enfermedades asociadas al sedentarismo como la obesidad y la diabetes tipo 2.

Destacar que someterse a una dieta, si además se combina con la práctica regular de ejercicio aeróbico o de fuerza, produce una reducción importante de la grasa del abdomen. Esta pérdida de grasa se acompaña de una mejora de los niveles basales de insulina, de la sensibilidad a la insulina o del colesterol total, lo que en definitiva se traduce en una mejora del riesgo cardiovascular.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR