Los menores que consumen más pan padecen menos sobrepeso0 comentarios

Escrito por admin
Archivado el 08 Abr 2010 a las 2:38pm

Teniendo en cuenta la fama de calórico que tiene, el pan en particular y los hidratos de carbono en general, pudiera parecer una paradoja, pero que el pan no engorda es algo que muchos llevan años defendiendo, y ahora es la principal conclusión de un reciente estudio en el que han participado medio millar de escolares de entre 8 y 13 años en España.

Para llevar a cabo la investigación, los niños fueron divididos en dos grupos según su consumo diario de pan (más y menos de 80 gramos al día), para después analizar los efectos que tendría en todos ellos el consumo de otras dos raciones diarias más.

En el trabajo se pone de manifiesto que los niños que comen más pan presentan menos problemas de exceso de peso (15,8% padece sobrepeso y un 13,9% obesidad) mientras que estas cifras aumentan hasta una media del 16,6% en sobrepeso y del 20,5% de obesidad, en el grupo que consumía menos pan.

El equipo investigador observó también que los que comen más pan registran un menor Índice de Masa Corporal (IMC) (18,8 k/m2 frente a los 19,4 kg/m2 de los que comen menos), así como un perfil calórico más adecuado en sus dietas (porcentaje de calorías procedentes de hidratos de carbono, proteínas y grasas) y mejores parámetros sanguíneos indicadores de riesgo cardiovascular (colesterol, triglicéridos, HDL-colesterol, LDL-colesterol) e indicadores de control de glucemia (glucosa basal e insulina basal).

El consumo de pan también favorece una ingesta más adecuada de nutrientes. En el caso de la fibra, cuya carencia conlleva la aparición de patologías como estreñimiento, enfermedades cardiovasculares o cáncer; los niños que comen más pan ingieren 18,6 g/día, mientras que el resto sólo 16,2 g/día.

Con respecto a otros nutrientes, hay que destacar el aumento del aporte de niacina o Vitamina B3, 33 mg/día en los que comen más pan y 30,1 mg/día en el resto; magnesio, 270,3 mg/día frente a 249,1 mg/día; o Vitamina A, 996,6 mcg/día frente a 850,5 mcg/día.

A la hora de calcular el Índice de Alimentación Saludable (IAS), en el estudio se comprobó que el 18,6% de los niños estudiados presentaba dietas inadecuadas y un 31,7% dietas aceptables, pero no consideradas completamente equilibradas, lo que pone de manifiesto que un 50,3% podría estar en riesgo de sufrir deficiencias y desequilibrios nutricionales.

Posteriormente se llevó a cabo el supuesto teórico de añadir dos raciones de pan blanco al día con el objetivo de ver cómo cambiaría la dieta del niño. Con este aumento se observó una importante mejora del perfil calórico de las dietas, ya que se incrementa la energía procedente de los hidratos de carbono (se alcanza el 47% frente al 44%) y desciende la procedente de los lípidos (40% al 37%).

El niño que toma más pan, toma más cantidad de vitamina B1 y yodo (importantes en el funcionamiento del sistema nervioso), más ácido fólico (que ayuda a la protección cardiovascular y mejora la función mental) o más zinc (importante para conseguir una mejor respuesta inmunitaria).

Concretamente en relación a los folatos la ingesta media pasa del 89,9% al 95,6% de lo recomendado; para el yodo del 61,9% al 64,2%; para el zinc, del 75,7% al 79,2%, lo que contribuye a que la situación nutricional de los niños cambien muy favorablemente sólo con el incremento de esas dos raciones de pan.

En lo que respecta al IAS, disminuye el número de niños que presentan dietas inadecuadas (de un 18,6% a un 11,5%) y dietas aceptables (de un 31,7% a un 28%), con lo que el porcentaje de escolares en riesgo de tener diversos problemas nutricionales baja de un 50,3% a un 39,5%, y aumenta, a su vez, el número de niños que mejoran la calidad de su dieta (de un 47,5% al 54,6%).

Teniendo en cuenta, pues, los nutrientes que aporta, el pan blanco debiera constituir una parte destacable en la alimentación diaria de todos nosotros, no sólo niños; tratando de estar presente en casi todas las comidas, desde el desayuno a la cena.

Con todo, muchas personas seguirán pensando que suprimir el pan es una de las mejores formas de evitar o corregir el sobrepeso o la obesidad. No obstante, aunque el pan es un alimento que aporta energía, su consumo no es causa directa del aumento de peso, siempre y cuando se respete la cantidad recomendada para cada caso y el consumo del resto de alimentos no exceda las necesidades energéticas individuales.

A igualdad de contenido calórico, el pan provoca un menor acúmulo de grasa en el cuerpo que otros alimentos ricos en grasas. Es decir; que 100 g de pan, que aportan unas 250 calorías, “engordan” menos que 35 g de mantequilla o margarina o un bollo, que también proporcionan unas 250 calorías; debido a que la grasa se acumula más fácil en nuestro cuerpo que los hidratos de carbono.

No consumirlo de forma habitual contribuirá a desequilibrar de manera importante nuestra dieta: aumentando el porcentaje del total de las calorías provenientes de alimentos ricos en grasas o proteínas, lo que alejará, de manera considerable, las recomendaciones respecto a una alimentación equilibrada, en la que cerca del 55% del total de calorías de la alimentación deben proceder de los hidratos de carbono, el 15% de proteínas y el 30% restante de grasas. En la medida en que se reduzca el consumo de pan, será necesario aumentar la ingesta de otros alimentos hidrocarbonados con el fin de no desequilibrar la alimentación.

Eso sí, las personas diabéticas deberán controlar la cantidad de pan que consuman y de otros alimentos hidrocarbonados ya que su organismo no los puede utilizar de manera normal. Esto no significa que los deban evitar puesto que, de hacerlo, sufrirían continuas bajadas de azúcar en sangre con repercusiones orgánicas de diversa gravedad. Por tanto, el pan debe formar parte habitual de la alimentación de todas las personas, sobre todo, de las diabéticas.

Solamente aquellos que sufran de enfermedad celiaca o intolerancia al gluten (proteína presente en el grano de trigo y otros cereales como el centeno, la cebada y la avena), deberán sustituirlo por pan de maíz, exento de gluten.

Perdidadepeso.NET


Temas: , , , , ,

Posiblemente también le interesará:

Recomendado
AnunciosRecupera tu pelo en semanas

Deje su opinión

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información | 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información siguiendo los enlaces.

CERRAR