top of page

Pizza casera con tomate, mozzarella fresca y salsa pesto

Prep Time:

60 minutos

Cook Time:

60 minutos

Serves:

Un comensal

Level:

cena

Acerca de la receta


"Saborea la esencia de Italia en casa con nuestra Pizza Casera, cubierta con jugosos tomates, mozzarella fresca y un toque de exquisita salsa pesto. Una combinación clásica que nunca falla en deleitar."

Ingredientes

Ingredientes


  • Tomate crudo:45g

  • Mozzarella Fresca Light:30g

  • Ajo:3g

  • Aceite de oliva:10g

  • Queso parmesano:20g

  • Albahaca:5g

  • Harina de trigo:40g

  • Agua mineral:30g

  • Levadura química:0.5g

Preparación

Receta


  • 1. Preparar la masa de pizza colocando en un bol la harina con la levadura, ir agregando poco a poco el agua y mezclando todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara hasta formar una masa homogénea. Formar una bola con la masa y dejar reposar 10 minutos a temperatura ambiente. Sacar del bol, estirar la masa y plegarla varias veces sobre si misma. Dejarla reposar otros 15 minutos antes de repetir la operación. Devolver la masa al bol, tapar con un trapo limpio o film transparente y meter en la nevera, al día siguiente la masa estará hinchada, fermentada y lista para estirar sobre un papel de hornear lo más fina posible.

  • 2. Preparar el pesto, majando en un mortero los piñones junto con el ajo, la albahaca fresca y el queso parmesano, ir añadiendo poco a poco la cantidad sugerida de aceite hasta que ligue la salsa. Reservar

  • 3. Cubrir la masa de pizza con el tomate crudo cortado en finas lonchas, colocar encima la mozzarella fresca escurrida y en rodajas. Añadir la salsa pesto por toda la pizza.

  • 4. Deslizar la pizza sobre el papel de hornear directamente sobre la base del horno y cocinar durante 3-4 minutos a 240ºC. Pasado el tiempo levantar la base y mirar si está dorada o si necesita unos minutos más.

  • 5. Emplatar y cortar en porciones. NOTA: Si consideras que las cantidades de ingredientes son pequeñas para elaborar tu pizza, y además, deseas cocinar para varias veces, puedes duplicar, triplicar o cuadruplicar las cantidades de ingredientes sugeridas. De esta forma, dispondrás de pizza para 2, 3 o 4 veces. Si no dispones de tiempo suficiente, también puedes adquirir la base de pizza comercial ya elaborada.

bottom of page